documentos, herramientas, software libre

Vaio P: tuneando con «vista» y con soft libre

El verano es lo que tiene, dedicas tiempo libre a poder experimentar con cosas a las que normalmente no prestarías atención (como Vista, por ejemplo) Como soy un early adopter de portátiles, he adquirido un Sony Vaio P, de 600 gramos de peso, para tomar notas en reuniones, viajes rápidos, etc. Vaya por delante que sólo sirve para eso, que la pantalla es un dolor (8 pulgadas), y para colmo de males, viene con Vista, lo que lo hace, bueno, hacía, lento, pesado e inmanejable. Así que he dedicado una tarde a convertirlo en una máquina útil. Lo primero, desinstalar casi todo lo que Sony y Micro$oft han metido dentro, que es inútil y cansino. Lo segundo, software libre para todo.

Actualización: Firefox 3.5 ejecutando el plugin Foxtab. Se aprecian Launchy y RocketDock

Antes  que nada, debo advertir que mi portátil de trabajo es un Toshiba Portegé R500, de 950 gramos, con Ubuntu 9.04, como no podía ser menos. Y sí, he probado Ubuntu en el Vaio P, arrancando desde un usb, y parece funcionar todo correctamente (más adelante lo instalaré como corresponde). Pero como ahora me corre prisa que funcione sensatamente, he remodelado el Vista, con software libre para Windows que puede servir como orientación a otros usuarios que quieran comenzar con el soft libre, y que pueden hacerlo teniendo debajo un SO de M$, hasta que se atrevan con un GNU/Linux.

  1. Lo primero, borrar versión de prueba de Office, de Macaffe, Works, y quitar abundante basura del arranque. No, no me interesan tres meses gratis de 3G de Movistar, a la papelera…
  2. Cambiar la resolución de las fuentes al 150%, para que se vea algo mínimo sin quedarse ciego (¿a quién se le ocurrió esta resolución sin ajustar?, se ha lucido, desde luego…).
  3. Desintalar todo lo que puedo de Vista: Mail, .Net Framework, M$ C++…
  4. Eliminar toda la ¿seguridad? de Vista: Defender, etc, etc…
  5. Quitar los aderezos de Google: Desktop, Picassa… ya los activaré si quiero.
  6. Empezar por la básico: Firefox 3.5 como navegador predefinido, con los plugins que uso para mi trabajo.
  7. Openoffice 3.1, completo, incluyendo Base.
  8. 7zip para la compactación de ficheros.
  9. VLC para multimedia.
  10. Y poco más, ya que no sirve para trabajo donde necesites espacio de pantalla para gráficos… no me he molestado en montar Gimp ni Freemind.
  11. Para trabajar con ficheros de texto, que siempre es necesario en algún momento, el magnífico Notepad++.
  12. Para mejorar el cut&copy&paste, lo mejor ClipboardManager.
  13. Pero lo divertido es personalizar el escritorio. Como no me da para montar el escritorio Enigma, (versión 1.1 y versión GNU/Linux)he limpiado el escritorio de iconos innecesarios, y he montado dos utilidades estupendas:
    1. Launchy, un ejecutor de acciones, clon de Quicksilver o GnomeDo, que facilita la ejecución de tareas maś rápidamente que desplegando un menú, y
    2. RocketDock, un clon de Dock o AWN, es un lanzador visual de aplicaciones, altamente configurable, que hace casi innecesarios los menús desplegables, y permite limpiar el escritorio de iconos.

Ocultas la barra inferior, limpias el escritorio, y a trabajar.  Cuando he ido revisando en los últimos meses capturas de escritorios de usuarios (de GNU/Linux sobre todo) cada vez hay menos menúes desplegables, y más personalizaciones de este tipo. M$ es lo que tiene, siempre copia porque no innova, y siempre copia tarde: cuando va, los demás ya vuelven…

Tagged ,