formación

Sobre competencias de bibliotecarios y archiveros «digitales»

Ya que estamos de Semana Santa, esta entrada la voy a dedicar a fustigar, a ejercer penitencia. Y va a ser breve. Quizá un poco cansado de la alegría y velocidad con que la profesión anda adoptando nuevos y sonoros nombres, supongo que con la esperanza de aumentar su anhelada visibilidad social, por un lado, y de poder justificar nuevas posibilidades de trabajo, por otro.

En el blog de la Library of Congress dedicado a la Digital Preservation se publicó el año pasado una muy breve entrada titulada What Skills Does a Digital Archivist or Librarian Need?. En aquel momento no me llamó la atención, ya que me pareció sensato, pero obvio. Bill LeFurgy, el autor, se plantea lo mismo que me planteo en muchas ocasiones. La pregunta ¿qué necesito saber?, aplicada a la formación en nuestro campo, es la pregunta errónea. Se entiende desde la presión por conseguir un puesto de trabajo, para el cual la respuesta inmediata es la capacitación en técnicas. Sin embargo, el simple conocimiento de técnicas y métodos, por muy especializados que sean, sólo puede asegurar el corto plazo. Y no es creativo, no permite adaptarse. Si algo debe caracterizar a cualquier perfil profesional relacionado con la gestión de información son las capacidades de adopción y de adaptación. No es la técnica ni el nombre de moda: es  la capacidad individual y colectiva.

Con esto no estoy diciendo que no sea necesario conocer adecuadamente las técnicas básicas de nuestro ámbito, ni mucho menos. Sólo que no son un fin, son un medio para satisfacer las necesidades de información de los usuarios. Las necesidades y los comportamientos de los usuarios cambian, y más ahora. No se puede pretender perpetuar métodos, técnicas y enfoques de hace veinte años. No se puede hacer formación de usuarios de hace diez años, y pretender disfrazarla con una etiqueta de alfabetización informacional. El que vea la profesión y su actividad como lo mismo de  siempre, lo que hacemos desde hace años, pero ahora con tecnologías, está cometiendo un enorme y casi definitivo error estratégico. Ni las bibliotecas ni los archivos son la reserva espiritual de la civilización, y ya va siendo hora de ser conscientes de ello.

Tagged , ,

24 thoughts on “Sobre competencias de bibliotecarios y archiveros «digitales»

  1. Hola Jesús:

    te escribo desde este Viernes Santo ante la lectura atenta me sigo haciendo más preguntas todavía sobre los «nuevos y sonoros nombres» sin nombrarlos. Ante tu análisis llegas a la descripción que se habla de la «capacitación en técnicas». Pero ¿a qué te referís con «técnicas y métodos»?. ¿Se puede enseñar «capacidades de adopción y de adaptación» sin algún tipo de procedimiento específico?. ¿Qué técnicas y procedimientos te parece que se debería cambiar y por cuáles?.

    Me parece que si los precedimientos y técnicas de la disciplina bibliotecaria están desfasdos es porque están basado en otro entorno informativo respecto a una época determinada.

    Si te entiendo te referís al desarrollo de «habilidades y competencias» para aprender a aprender. En ese caso estoy de acuerdo, y en que en la enseñanza de la bibliotecología muchas veces se cae en el tecnicismo, sin una reflexión del sentido y sin accionar sobre un tipo de realidad, se repiten procedimientos que a construir conocimiento aplicado.

    Y en cuanto a la «alfabetización informacional» es otra etiqueta más, si en el ámbito educativo nos cuesta «sacar» la idea del aprendizaje de las paredes de un aula, ahora es necesario hacer lo mismo con la biblioteca con respecto a la información. Quizás lo que digo ya es una realidad puesto que los usuarios ya lo hicieron, ya no asocian directamente información y aprendizaje con la biblioteca. ¿Pero de esto no se viene hablando ya hace más de diez años?.

    ¿Es el mundo bibliotecario un espacio que le da bienvenida a los cambios?

    Saludos y felíz Pascua!!!!

  2. Fernado, perdona por el retraso en responder,estaba fuera. Coincido en lo que dices, no veo diferencia sobre mis ideas. No veo tampoco que sea posible adoptar y adaptar si no se conocen los fundamentos básicos. Pero debe cambiar el enfoque, por ejemplo, catalogar no debería ser un fundamento básico: simplemente,es el uso de un conjunto de metadatos en un contexto dado, sin más. Lo importante es conocer los fundamentos de los esquemas de metadatos.Otro ejemplo. los estudos de usuarios son una técnica dentro de una planificación estratégica de orientación a usuarios, pero no son la orientación a usuarios. Sobre alfabetización prefiero no hablar, porque mi experiencia en España, excepto honrosas excepciones, es lamentable… muchos bibliotecarios no querrán verlo, o encontrarán todo tipo de excusas, pero muchos usuarios hace tiempo que los dejaron atrás. Muy atrás…

Comments are closed.