Esta semana los blogs tecnológicos han anunciado a bombo y platillo la novedad de un plugin o addon para trabajar con WordPress desde los navegadores Firefox y Chrome. Dado que uso WordPress en varios servicios de información, entre ellos este blog, la aparición del mismo, y los parabienes que se contaban del mismo, me han llevado a instalarlo y probarlo. Menuda desilusión.

La instalación es clásica: buscas el add-on en para Firefox o en la appstore para Chrome, lo instalas, te identificas en WordPress con tu cuenta de usuario, y teóricamente es capaz de gestionar tu cuenta allí, y los blogs asociados. Falso: sólo gestiona el blog o blogs que tengas alojado en WordPress.com. Aunque a tu cuenta hayas asociado, a través de JetPack, otros blogs sobre WordPress en otros hostings, el plugin es incapaz de interactuar con ellos. Evidentemente, es un avance en rapidez poder integrar la captura y creación de entradas en un blog de WordPress.com desde un botón en la barra del navegador, pero…

Tendencias: por el minimalismo hasta la inutilidad

…no hace nada más. Sí, te informa de las novedades en los otros blogs que sigues, de si tienes nuevos seguidores, y de si alguien te hace un comentario. Pues vale. Pero la edición es la básica minimalista, en la que faltan la mayor parte de las opciones de edición que hacen potente a WordPress. Ni categorías, ni programación de publicación, ni trackbacks, ni SEO… vamos, que no es una herramienta de power-user. Está bien si eres un consumidor de contenidos de blogs alojados en WordPress, pero lo cierto es que a mí, que trabajo sobre cuatro blogs, no me ofrece ninguna ventaja. En realidad, las aplicaciones propias para smartphones de WordPress.com son mucho más funcionales y ofrecen una mayor versatilidad.

Y otra vez más, la misma reflexión: la ligereza con que los medios tecnológicos “especializados” rellenan sus contenidos con notas de prensa o noticias en terceros blogs, sin detenerse a hacer un análisis o prueba mínimamente seria sobre lo que comunican.