No puedo negar que el formato MARC me parece, en la actualidad, algo contra natura, caduco y que debería superarse. Pero es una opinión personal y no pretende ofender ni a catalogadores ni a bibliotecarios. Mientras llega el esperado momento de su jubilación, hay que conocerlo y trabajar con él. Es una herramienta que ha cumplido bastante bien lo que se esperaba de ella, y que más tarde o más temprano habrá que sustituir por otra. Pero mientras eso llega, podemos usar MarcEdit para mejorar los registros.

MarEdit es una herramienta freeware (no es software libre) diseñada para editar y corregir registros MARC previamente a su introducción en el catálogo de la biblioteca. Su desarrollador es Terry Reese, que lleva trabajando en la misma desde 2000. El origen de MarcEdit es la búsqueda de soluciones a un problema muy común cuando se importan registros MARC:  la necesidad de cambiar el contenido de determinados campos para ajustarlos al contexto y variables propios de cada centro. Sí, increíble, pero cierto: no basta con importar, hay que depurar. Muchas veces no se hace, y luego se ve cada cosa en los catálogos u OPACs, que mejor lo dejamos. He ido siguiendo su evolución los dos últimos años, pero, oh, pecador, sólo tenía versión Windows… hasta que Reese ha liberado una versión para GNU/Linux, y un video de instrucciones para su instalación y configuración. Enhorabuena. Y el mismo autor ha publicados varios videotutoriales sobre el uso de MarcEdit.

MarcEdit

B. Klug ya le dedicó en  Code4Lib una introduccion como herramienta de soporte al trabajo bibliotecarioLa última versión liberada, la 5.2, (Actualización 27/03/2011, se libera la 5.5.) presenta una notable evolución en la interfaz gráfica, y ha aumentado de manera más que notable la cantidad de filtros de importación y exportación entre MARC y otros formatos: EAD, MARCXML, OAI, DublinCore… Incluye una evolución de clientes OAI y Z39.50 para la captura de registros. También ofrece la posibilidad de crear plugins que aumentan las prestaciones de procesamiento de registros de la herramienta. Todo ello añadido a sus funcionalidades tradicionales de procesar grandes ficheros con registros MARC, identificar y editar los registros individualmente, exportarlos, modificar campos y su contenido… la suma de sus funcionalidades configura una herramienta muy recomendable para lidiar con los entresijos y misterios del etiquetado MARC.  También hay información específica para los que trabajan con MarcEdit y Koha.