La fotografía debe empezar a ser una herramienta contra la crisis, merced a su poder de documentar cualquier objeto, lugar o paisaje. En mayo de 2010 tuve la suerte de visitar el Museo del Mundo Marino de Doñana, en el Parque Dunar de Matalascañas, mientras participaba en el Seminario RECIDA de 2010. Ahora, problemas económicos hacen que se cierre la instalación. Recupero de mi archivo fotográfico una docena de fotografías como testigo y recuerdo.

[nggallery id=25]

Mayo de 2010. Canon EOS Kiss X3, 18-55 EF-S.

Tagged with →  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *