herramientas, software libre

Ubuntu 9.10, un par de meses

A pesar de mi defensa del software libre como la mejor solución para las plataformas informáticas de cualquier institución (excluyo jugones compulsivos y fanáticos políticos), el lector de este blog se preguntará porque no he publicado nada sobre Ubuntu 9.10, que salió en octubre, y suponía un cambio sustancial en la distribución. Pues bueno, porque esperé unos días a ver los comentarios de la gente, y tras ello borré completamente mi máquina de sobremesa, e instalé todo desde cero. Llevaba ya cuatro actualizaciones una sobre otra, y como cambiaba el sistema de ficheros a ext4, preferí ir despacio, máxime cuando la próxima, la 10.04, será una LTS. En cualquier caso, la gente de Ars Technica ha publicado una extensa revisión sobre la distribución.

Lo cierto es que no he notado mucha diferencia, excepto en los tiempos de arranque. Soy bastante tradicional en lo que respecta a aplicaciones, escritorio/desktop y forma de trabajar. Sobre la instalación estándar, añado:

  • UbuntuTweak
  • RSSOwl
  • Thunderbird
  • Sunbird
  • Google Earth
  • Kompozer
  • VLC
  • Skype
  • Inkscape
  • Scribus
  • Freemind
  • Shutter
  • …y alguno otro más que se me olvida. No, no me faltan BOINC para colaborar con el proyecto SETI, ni MeTV para ver rápida y simplemente la TDT.

Ubuntu Life saca regularmente un post sobre cosas que hacer tras la instalación que sirve de guía. Yo suelo seguir casi todos los pasos. Luego, activo la composición de pantalla y los efectos avanzados gracias a Compiz, el famoso cubo de las cuatro  (o más) caras. No hay nada como trabajar con el cubo en multitarea real. La instalación y puesta en marcha de todo ello no me llevó más de 60 minutos. No todo funciona a la primera. Tengo una instalación con una tarjeta gráfica Nvida 8800 GTS que soporta dos monitores Samsung de 22′ DVI, y hay que tunearla con los drivers propietarios. Además, he tenido que reconfigurar la compartición de ficheros mediante Samba. Pero tras la recarga de las carpetas de documentos, música y textos, la importación de los buzones de correo, en 90 minutos estaba de nuevo plenamente operativo.

Escritorio extendido en dos pantallas
Escritorio extendido en dos pantallas

Lo que sí ha cambiado mi forma de gestionar información ha sido la disponibilidad de la nube. Mi cuenta de Dropbox me permite disponer de carpetas sincronizadas en cuatro máquinas (casa, despacho y dos portátiles), lo que me ha liberado de llevar esos usb que tienen la manía de extraviarse.  Añado la cuenta de UbuntuOne, y ya son cuatro las GB sincronizadas. Incluso las carpetas de almacenamiento de Zotero las he pasado a Dropbox, y lo tengo sincronizado en las máquinas para trabajar sin problemas en cualquiera de las cuatro. Las notas post-it de Tomboy se pueden sincronizar entre máquinas usando UbuntuOne, así que otro problema resuelto. Para rizar el rizo, mi Toshiba Portegé R500 sigue llevando 9.04, pero sincroniza y es compatible con todo lo nuevo. No se puede pedir más.

Sin embargo, el cambio más sustancial lo he notado con el netbook Sony Vaio P VGN-P11Z. A comienzos de verano el dediqué una entrada explicando como lo había configurado con software libre para Windows. Funcionaba, pero lento, lento…  porque es una máquina escasa de procesador. Definitivamente, borré completamente Vista, e instalé Ubuntu Netbook Remix 9.10, la versión para estas mini-maquinicas. Sutituye Gnome por Remix Launcher y Maximus. Casi perfecto: reconoció toda la circuitería, incluyendo sonido, redes, videocámara y el modem 3G interno, que va de fábula con una tarifa plana. Sólo tuvo un problema: como no podía ser de otra forma, usando hardware propietario sin especificaciones, Intel la fastidió con el chipset G500, que compró a terceros. Y como no puede ser de otra forma en el mundo del soft libre, la gente lo solucionó por la vía rápida, y cualquiera que sufra esta falta de respeto e inteligencia por parte de Intel lo puede resolver siguiendo unas sencillas instrucciones. Eso sí, es un netbook ligero sólo para navegar, leer correo y escribir texto.

Ubuntu Netbook Remix
Ubuntu Netbook Remix

La experiencia, en su conjunto, es satisfactoria. En un momento en el que cada vez se amenaza más la libertad y los derechos de los ciudadanos, con excusas pseudo-tecnológicas y políticas del más variado pelaje, como la reciente y nauseabunda Ley de Economía in-Sostenible, o la imposición de sistemas informáticos propietarios en la educación, disponer estas herramientas es un soplo de aire fresco y una garantía de independencia, al menos por el momento.

Tagged ,

6 thoughts on “Ubuntu 9.10, un par de meses

  1. Muy interesante Jesús. Yo había tratado de cambiarme al software libre mediante la distribución 9.10, karmic koala, peeero fue imposible que me detectara y corriera bien la tarjeta de red, busqué en mil sitios y vi que había mucha gente con mi mismo problema, así que convencido de que tenía que pasarme a linux como fuera, decidí poner ubuntu 9.04, desde el cual felizmente te escribo y en el que tengo un maravilloso dock (AWN) que me hace la vida más fácil. Saludos desde el otro lado, de los que te seguimos. 🙂

  2. Yo también uso AWN como dock tipo Mac, proque Docky aún no lo termino de ver acabado…

  3. hola a todos.
    Muy interesante el post
    yo venía usando ubuntu 9.04 Remix en mi netbook Asus, conectándome en forma inalámbrica a la red hogareña. El problema era que no bajaba archivos a más de 50 Kb/seg. Para mejorar la velocidad debía conectarme físicamente a la red.
    Al hacer el upgrade a 9.10 la velocidad aumentó a 380 Kb/seg por vía inalámbrica, sin tocar para nada la configuración del router ni la de la red.
    En la desktop con ubuntu 9.10 64 bit el problema más relevante es que en un momento dado dejé de tener acceso por samba a la carpeta compartida con samba, luego de dos o tres semanas de funcionar bien.
    La solución fué cambiar en la seccion share, en el smb.conf, en las entradas correspondientes a la carpeta compartida la línea:
    writeable = yes
    por:
    read only = no.

    En ambos casos testparm daba correcto.

    Ignoro la razón por la que esto sucede, es como si en alguna actualización del sistema se hubiera dejado de reconocer writeable = yes.

    Cordiales Saludos a todos.

  4. Estimado linuxero:

    Acabo de leer tu trabajo y quiero hacerte un comentario rápido.
    Acabo de comprar una sonu vaio p modelo p11z que viene con vista.
    He conectado un lector de CD con USB y he utilizado ubuntu 10.04 con live CD.
    El caso es que todo funcionó tambien que me atreví a instalarlo de forma definitiva en el vaio y… TODO SE INSTALÓ Y FUNCIONO A LAS MIL MARAVILLAS
    Lo utilizo con drobox asi todo lo tengo sincronizado. Uno de puntos que todavía no he conseguido solucionar es la conexión de banda ancha movil que lleva incorporado en la zona interna de la bateria.
    He configurado la conexión con los datos que solicita y cuando la activo me pide:
    1) Password para conectarse a banda ancha movil de movistar. Uso la sim del pincho 3G que venden con velocidad 7.2 G que me funciona en todos los pc de casa.
    2) código de acceso a la tarjeta SIM.

    En el punto 1) no consigo saber que es lo que pide pues cuando la uso con pc de windows. Solo pide indentificar el equipo de conexión. (nombre del pincho) y posteriormente indica que está registrado como 3G y te solicita el código de la SIM

    De esta forma no sé que tengo que ponerle al punto 1) y no consigo que se active.

    ¿Alguna solución?

    Tengo la sensación que tambien consume mas bateria puesto que al máximo de carga solo alcanza las 2 horas de autonomía y si usas WIFi para internet se consume en poco mas de 1 hora.

    saludos
    tompal2

  5. Pues lo siento, pero yo no uso pinchos usb de ninguna compañía… de todas formas, en el web de Vodafone, por ejemplo, explican lo básico de configuración, y explican lo de la clave de cuatro dígitos.

Comments are closed.