herramientas, software libre

Aplicaciones portables para gestionar información

Hace un año que preparé e impartí un breve taller sobre herramientas ofimáticas 2.0 y portables para ANABAD Aragón. Lo cierto es que fue muy agradable e interesante, y la participación de la gente fue muy gratificante. Pasados 12 meses, he vuelto a revisar el estado de la cuestión, dado el impulso que durante este último año ha tenido lo 2.0 y «la nube». Y pasado un año, los usuarios siguen sin enterarse que un simple lápiz usb y una conexión a internet solucionaría la mayor parte (que no todos)  de sus problemas de acceso y gestión de información digital.

Una aplicación portable es una aplicación que ha sido preparada para ser instalada en un dispositivo de almacenamiento externo, y ejecutada desde el mismo. Sólo necesita el soporte de un sistema operativo precargado, que generalmente es Win en alguna de sus versiones. Wikipedia ofrece una buena explicación. En un usb puedes llevar todo tu escritorio con todas las aplicaciones necesarias para el trabajo diario… exceptuando, evidentemente, las de M$, no vaya a ser que los usuarios  dejen de pagar por aquello por lo que no es necesario pagar y que es nuestro medio de vida. En el resto, tienes todo lo necesario: ofimática, navegadores, seguridad, internet, multimedia, todo software libre… es un poco más lento que una instalación en un disco duro, pero al tiempo. Technology Nerd ha recomendado 11 must have. Además, sobre el Firefox Portable se pueden instalar todas las extensiones que se necesiten, se sincronizan, y ya se dispone de una plataforma real de gestión de información. Las dos suites más conocidas y usadas son:

…y sí, dispones de antivirus, para intentar evitar esas infecciones usb tan comunes en los Win. El inconveniente es el de siempre, si pierdes el usb… así que mejor se encripta por si acaso. En cualquier caso, los ordenadores tontos de las bibliotecas pueden dejar sus usb a los usuarios para que ejecuten sus trabajos, sin necesidad de gastar un euro en licencias de herramientas, y ampliar los servicios.. ah, claro que los ordenadores no son para hacer trabajos personales, es verdad, siempre esa orientación a atender las necesidades de los usuarios… claro, es mejor malgastar recursos monetarios y energéticos en tener media docena de opacs tontos que no hacen otra cosa que contribuir al cambio climático.

Y si se quiere un sistema completo, entonces la solución es una distribución especializada de GNU/Linux, y se encuentran disponibles varias opciones. Recientemente Lifechacker ha publicado una breve revisión de las que considera como las cinco mejores y recomendables.

Pero aunque choquemos con esta cerrazón, no deja de ser una estupidez, ya que están apareciendo sistemas OS, es decir, entorno operativos completos a los que se accede con una cuenta de usuario y con un navegador. En realidad, más que OS son sistemas de escritorio vía web. El usuario sólo necesita una cuenta, un navegador, y accede a un servicio 2.0, que le ofrece aplicaciones de ofimática, internet, gestión de ficheros,e tc… Lo más conocidos son:

Y ahora qué… ¿limitaremos el navegador a usar sólo el OPAC? no se pueden poner puertas al campo…

Tagged , ,