Desde hace unos años es común encontrar estudios y trabajos sobre usabilidad en la bibliografía sobre gestión de información. Este conjunto de métodos, que en realidad no forman una disciplina propia, sino un área dentro del diseño y evaluación de interfaces de usuario, cuyos resultados se usan para evaluar las interfaces y proponer mejoras a los mismos. En el ámbito bibliotecario se suelen usar métodos de análisis heurístico por expertos (o así se califican), o recientemente se ha recuperado una técnica ya muy conocida y utilizada desde hace tiempo, como es el eye-tracking. En este anodido panorama cabe destacar el reciente esfuerzo y producto de la New York Public Library: Infomaki.

M. Lascarides ha publicado en The Code4Lib Journal, issue 8, 2009, el trabajo Infomaki: An Open Source, Lightweight Usability Testing Tool. En el texto se hace un repaso, con bastante detalle, a todo el proceso de idear, crear e implementar la herramienta, y a su aplicación para mejorar el web de la New York Public Library. Como todos estos estudios de usabilidad, su contenido es bastante básico, y no hace aportaciones teóricas o de métodos especialmente notables. Sin embargo, en el mismo hay dos aspectos importantes que es necesario destacar.

El primero de ellos es que como fundamento para el desarrollo de la herramienta se utiliza una propuesta práctica definida, como es el Five Seconds Test, propuesto por Jared Spool, un reconocido experto en diseño de información y usabilidad, hace ya varios años. Este test es bastante conocido y reseñado en la bibliografía sobre el tema, y ha sido aplicado en numerosas ocasiones: es barato, rápido, y ofrece una buena orientación sobre las percepciones y acciones de los usuarios. Eso sí, la cuestión o cuestiones planteadas deben ser claras y precisas. Y resulta muy difícil, casi imposible, poder detectar perfiles o grupos de usuarios específicos.

El segundo, que la biblioteca ha desarrollado un software para ello, Infomaki, sobre Ruby on Rails, y que lo ha liberado como software libre para que cualquier usuario pueda descargarlo, instalarlo y mejorarlo. No es muy común, al menos en Europa, y menos en España, que las bibliotecas tengan estas orientaciones estratégicas, ni que dispongan de medios para ello. Y es que el modelo de desarrollo del software libre, se pongan como se pongan los radicales del pagar por respirar (vulgo software propietario) es netamente superior, y tecnológicamente más productivo. Si un usuario quiere probarlo, que no olvide que necesita disponer de Ruby on Rails, que no basta con PHP/MySQL.

Y para saber maś sobre usabilidad y sobre test y herramientas que puede facilitar el análisis de la misma, pueden consultar la recopilación de artículos sobre análisis de usabilidad de Jared Spool, y el listado de herramientas de test que ofrece Craig Tomlin.