documentos, herramientas

Wolfram Alpha y lo cansino de buscar

La semana pasada aparecieron varios comentarios sobre la apertura al público (teóricamente en mayo de 2009) de un nuevo motor de búsqueda, Wolfram Alpha. La cosa no iría a mayores si no fuese por dos cuestiones clave. En primer lugar, que detrás está Stephem Wolfram, el creador del afamado Mathematica (lástima sea propietario). Y en segundo, y fundamental, por el enfoque: no dará listados de respuestas, sino respuestas que pueda calcular sobre datos objetivos. Lo que me trae a la memoria a HAL 9000 o al LCARS de StarTrek. Podríamos recordar aquella frase de «No busco información, busco respuestas.»

La fuente básica es una nota de Nova Spivak en Twine, en la que presenta y resumen la orientación y características básicas del nuevo motor. En primer lugar se le preguntará con lenguaje natural (lo que plantea el problema del multilingüismo). En segundo lugar, ofrecerá una respuesta basada en datos e información factuales (siendo de Mathematica, no podía ser de otra forma).  En tercero, las respuestas darán la información precisa, pero también incluirán información relacionada relevante. En cuarto, usará modelos formales de la ciencia para procesar la información. En quinto, se basará en la computación, no en el almacenamiento de índices tipo Google.  Techcrunch hace también un buen resumen.

Una vez delineado de forma somera lo que parece que hará este nuevo motor ¿qué va a pasar? pues en mi opinión poca cosa, al menos de momento. A corto plazo es más una amenaza para Wikipedia que para Google, dada la diferencia de enfoque que los usuarios tienen en uno u otro recurso. Para el usuario final, la necesidad de formular consultas específicas en lenguaje natural puede ser una barrera de entrada mayor de lo que se puede suponer, al menos para un idioma tan rico como el español (aunque no parece disponible en las primeras fases). En el caso del usuario español, la experiencia me muestra que un elevado número de ellos no sabe usar otra cosa que Google, al que acuden como si fuera el oráculo de Delfos: mucha ignorancia es lo que hay en este país sobre internet y la información digital, y así nos va.

Hace poco leía varios post sobre Twitter como herramienta de búsqueda. He descubierto pautas de búsqueda de información en Delicious (información seleccionada y anotada por otros usuarios), estoy comenzando a usar Twine… Google es insuficiente para resolver los problemas de información de muchos usuarios, que obtienen mucho ruido, y exige una labor de filtrado que en los marcadores sociales ya han hecho otros usuarios. La gente empieza a mirar más allá de los listados asépticos de respuestas.

¿Y el web semántico? Pues en WolfframAlpha dicen que no les hace falta para nada. Copio el párrafo porque no tiene desperdicio:

«The answer is that there is no reason that one MUST use the Semantic Web stack to build something like Wolfram Alpha. In fact, in my opinion it would be far too difficult to try to explicitly represent everything Wolfram Alpha knows and can compute using OWL ontologies and the reasoning that they enable. It is just too wide a range of human knowledge and giant OWL ontologies are too difficult to build and curate.»

Tagged , ,