Como los lectores de este blog ya conocen, mis máquinas son reino del software libre. Sobremesas, portátiles… todo con GNU/Linux, LibreOffice, GIMP y lo que sea menester. Sin embargo, en casa hay un núcleo de resistencia: un robusto y respetable MacBook aluminio de finales de 2008. Y era necesario darle más vida útil.

Apple no se caracteriza por su interés en que los usuarios podamos ampliar y alargar la vida útil de los equipos; todo lo contrario. Lo suyo es hacer caja anualmente, cueste lo que cueste, apoyados en campañas de marketing. Lo de la calidad de sus últimos lanzamientos, como dice un político, luego ya tal… Eso sí, hay que reconocer que su sistema operativo macOS es un producto de muy buena calidad, como no podía ser menos, ya que debajo lleva un desarrollo de UNIX.

El caso es que tenemos un MacBook de finales de 2008, con procesador Intel Core 2 Duo a 2Ghz, que ha ido aguantando durante los últimos años con 2 Gb de RAM y un disco duro de 160 Gb. La pobre máquina cada vez iba más lenta, el disco duro empezada a dar muestras agotamiento… Así que buscamos la forma de alargar su vida útil. Por suerte, en internet hay gran cantidad de información y tutoriales sobre cómo hacerlo. Dado que es un portátil, las dos opciones básicas eran ampliar la RAM y cambiar el disco duro. Y éste modelo fue de los últimos en los que se podía hacer.

En el web de iFixit hay buenos tutoriales que explican paso a paso el trabajo a llevar a cabo:

Sin embargo, hay que tener cuidado con la RAM que se compra. Aunque teóricamente es una estándar DDR a 1066 Mhz., tuvimos que probar tres modelos hasta dar con el adecuado. En nuestro caso finalmente fue un modelo de memoria de Corsair para Mac, un kit de dos memorias CMSA8GX3 de 4gb cada una. El disco duro elegido fue un SSD de SanDisk, modelo SDSSDA-240G-G26 Plus de 240 Gb (aprovechando una oferta de precio rebajado), que ha resultado en una carga y acceso notablemente más rápido.

La segunda parte de la actualización vino con la instalación del sistema operativo. El tope que que admite este equipo es OS X El Capitan, que hemos instalado en su versión 10.11.6. El proceso no es complicado, pero es latoso. Hay que bajar una copia desde la AppleStore, crear un usb de arranque con una aplicación específica, y tener paciencia. Ni en broma se acerca a la velocidad de instalación de cualquier GNU/Linux. En internet hay buenos tutoriales para hacer el proceso:

Y recuerda que, antes de tirar o desdeñar un equipo informático, puede haber opciones que alarguen su vida útil, ahorren un dinero, y eviten la contaminación, Y si hay que deshacerse del equipo, hay que ir al punto limpio más cercano·

Summary
Actualizando un venerable MacBook de 2008
Article Name
Actualizando un venerable MacBook de 2008
Description
Cómo actualizar la memoria RAM y el disco duro SSD para un MacBook alumnio de finales de 2008.
Author