Aaron Swartz y el Guerilla Open Access Manifesto

Hace unos días falleció Aaron Swartz, conocido programador y activista de los derechos de las personas en la red. Por supuesto, la mayoría de la prensa, siempre tan «documentada», se ha quedado con el sonsonete del creador del RSS, miembro del W3C, etc. Pero lo verdaderamente importante de esta figura es su activismo por el acceso abierto a la información en la red, y su lucha contra SOPA y PIPA.

Swartz escribió el Guerilla Open Acces Manifesto, sólo dos páginas, un verdadero manifiesto por el derecho al aceso libre a la información a través de la red. También contribuyó al desarrollo y codificación de las licencias Creative Commons. Pero además, fue el director del proyecto Open Library, que desarrolla el Internet Archive, y que pretende crear una biblioteca abierta en la red, con acceso directo a miles de libros. Conocía bien el mundo de las bibliotecas, y colaboró en diferentes actividades de colaboración y desarrollo de proyectos tecnológicos y formación para las mismas.

That is too high a price to pay. Forcing academics to pay money to read the work of their colleagues? Scanning entire libraries but only allowing the folks at Google to read them? Providing scientific articles to those at elite universities in the First World, but not to children in the Global South? It’s outrageous and unacceptable.
We need to take information, wherever it is stored, make our copies and share them with the world. We need to take stuff that's out of copyright and add it to the archive. We need to buy secret databases and put them on the Web. We need to download scientific journals and upload them to file sharing networks. We need to fight for Guerilla Open Access.

Hasta que chocó con y fué perseguido por el lobby de la «propiedad intelectual». Tras descargar varios millones de artículos de JSTOR desde el MIT, y hacerlos accesibles a todo el mundo, fue acusado por el gobierno estadounidense, que pedía para él una pena de 35 años de prisión y un millón de dólares en multas. El juicio debía celebrarse el próximo verano. Otra infamia de las editoriales «científicas» de pago, otra más. Está claro que ser un «liberador» de artículos científicos es mucho más peligroso para la paz social y el buen orden que ser un político corrupto, trincar dinero público desde empresas afines o colocar a los parientes y amigos.

Siempre podemos descargar y utilizar el Aaron Swartz Memorial JSTOR Liberator

Comentarios

Los comentarios están cerrados.