Wikis, wikis

Este curso académico he puesto en marcha con los estudiantes un wiki para recopilar resúmenes de artículos de bibliografía especializada. Ha sido la primera vez, y he obtenido conclusiones positivas y negativas. Dentro del bullicio 2.0. de la participación de los usuarios, etc., etc., la gente recita de corrido la trinidad “blogs, wikis, RSS” (sustitúyase este útlimo por otro cualquiera a gusto del consumidor, que es lo que se suele hacer). Se lanzan alegremente a un vertiginoso tobogán de anuncios de proyectos, basados en la trilogía divina, con la buena intención, quiero suponer, de ofrecer algo a los usuarios. Los wikis se ven como la quintaesencia de la participación abierta. Sin embargo, el hábito no hace al monje. La cuestión entonces es si los wikis hacen sociales a los usuarios, o son los usuarios los que hacen sociales a los wikis.

Ya escribí mas detalladamente sobre este tema hace un año. Un wiki no es cualquier cosa, ni es un ente dotado de vida propia. Un wiki es una entidad bastante más compleja. Bajo el término wiki englobamos, en la actualidad, tanto a la herramienta como al producto informativo. Sobre esta convergencia entre herramientas y productos ya hablaremos otro día, porque está trayendo consecuencias muy importantes, que en el entorno informativo-documental están siendo pasadas por alto. No se pueden iniciar proyectos pensando que la sola implementación de un wiki va a asegurar una dinámica y participativa comunidad de usuarios, Un wiki no asegura nada: sólo es un potencial, que puede ejecutarse o no, dependiendo de mútliples factores, en muchas ocasiones inimaginables. Aquí, más que en otros lugares del 2.0, la regla 1/9 (“uno participa activamente, nueve miran”) se cumple a rajatabla. A no ser que sea obligatorio participar activamente, lo que se suele conseguir por mecanismos coercitivos (los más) o de recompensa (los menos, esto de la crisis…).

Ejemplos de esta “vida oculta de los wikis” los tenemos abundantes en la esfera informativo-documental: ¿wikis de bibliotecas? contando con los dedos de una mano… ¿wikis en archivos? es que quizá no sean la herramienta… o el usuario adecuados ¿comunidades profesionales? en España el de SEDIC, precisamente sobre 2.0 y, la verdad, no parece muy vivo una vez acabado el impulso inicial… el tan traído y llevado ejemplo de LIS wiki no parece muy completo…

No pretendo con ello negar la validez del modelo wiki. Lo que sucede es que un wiki vale para lo que vale, en el contexto de aplicación adecuado, y con la comunidad de usuarios pertinente. Un wiki no es un rollito colaborativo de un rato: desarrollar un wiki como trabajo dinámico o producto de referencia demanda muchísimo trabajo y dedicación. Llevamos años hablando de diseñar, implementar, gestionar y evaluar correctamente los servicios de información digital, pero yo sigo viendo como predominante el enfoque “profesionalcéntrico”, y, la verdad, creo que precisamente ese enfoque es negar lo que de potencial tienen el wiki y otras herramientas 2.0 Esto no quiere decir que no se gestione profesionalmente, desde luego. pero sí creo que la formación que se está impartiendo a la comundidad profesional en este tema se centra en las prestaciones técnicas, antes que en el descubrimiento de posibilidades. Será mimetismo de Bolonia y el EEES…

Anterior

Publicación en el Handbook of Research on Digital Libraries: Design, Development, and Impact (2009)

Siguiente

Libertad y soft libre

1 Comentario

  1. lolotrz

    me he encontrado con clientes que creen que con llegar e instalar, va a ganarse el cielo y barrer a la competencia. Lo duro es cuando se dan cuenta de que no han contado con el matenimiento, la dinamización, etc.

Comentarios cerrados.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén