documentos, formación, herramientas

Qwiki: integrando información multimedia

La semana pasada tuvo lugar el lanzamiento «oficial» de Qwiki. He tenido la oportunidad de disfrutar previamente de una cuenta beta, para hacer pruebas, y lo cierto es que me gustó lo poco que han dejado apreciar. No es un wiki más: es la plasmación real del sueño de crear pilas hipertextuales y multimedia interactivas.

Un qwiki es un paquete integrado de imagen, texto y sonido, organizado según un guión, que explica un tema o cuestión. Los qwiki no tienen límites: se pueden integrar qwikis dentro de otros qwikis, enlazar con externos… el límite es la consistencia del guión y la disposición de los materiales. Con esta aproximación, pretenden superar el exceso de información textual de las enciclopedias digitales, acercándose más a los gustos multimedia y de «informacion de digestión rápida», que parecen tener los usuarios actuales. No digo que esto sea bueno o malo: sólo digo que a determinados grupos de usuarios todo aquello que suponga un esfuerzo de leer más de 5 minutos, o ver pasivamente un video más de 5 minutos, les cansa, agobia y deja de interesar. Desde este enfoque, lo que pretenden hacer es storytelling, narrar la información, seleccionado las cuestiones más importantes y relevantes a los ojos de los usuarios, antes que ser exhaustivos y detallistas. No es una versión de Wikipedia leída con fotos, evidentemente.

Si se trata de generar contenido hipermedia ¿dónde queda el papel de los usuarios del servicio? Si se trata de información 2.0, ¿dónde está la participación y la colaboración? En el estado actual del producto, los usuarios registrados no podemos crear qwikis: sólo podemos proponer (improve) «mejoras»: podemos recomendar incluir una imagen, un video de youtube, u opinar sobre la dicción del contenido textual… poco, muy poco para el potencial que podría dessarrollarse. Tampoco existe una política claramente definida sobre la administración de los contenidos: se intuye que la empresa tiene un equipo de redactores, pero no existe una forma de verificar la calidad del contenido, ni de objetar al mismo. Y eso que en varios que he consultado algunas cuestiones era claramente discutibles, aunque supongo que para cualquiera que no sea estadounidense.

No sé hacia dónde evolucionará Qwiki: lo cierto es que el motor de software que hay por debajo es susceptible de aplicarse en gran cantidad de contextos, desde materiales educativos a presentaciones empresariales, pasando por portafolios, documentación técnica… como tampoco he podido usar el motor, ignoro si la interfaz y los flujos de trabajo son buenos, malos o regulares. No sé si el servicio será gratuito o de pago, si se podrán establecer diferentes licencias de uso, si… son tantos los interrogantes, que habrá que esperar un tiempo para que se vayan respondiendo, así que prudencia…

Tagged , ,