Una de las consecuencias del ataque “presuntamente chino” contra Google y otras compañias, y las malas lenguas dicen que contra los alemanes hace un tiempo, ha sido una llamada de atención sobre la seguridad de los navegadores. Explorer es el peor y más inseguro navegador, lo que no debería sorprender teniendo en cuenta que es un producto de la misma empresa que Outlook, el peor y más inseguro cliente de correo de la historia, coladero de virus donde los haya. El ataque aprovecha una vulnerabilidad (otra más) de Explorer, para ejecutar código inseguro y robar datos de la máquina del usuario. Si bien mi recomendación es instalar Firefox, y poder aprovechar todo el potencial de sus plugins y complementos, he recopilado un listado de navegadores alternativos, que ofrece opciones para todos los gustos.

Leer más